top of page

Luis Brandoni, sobre el reestreno de Made in Lanús: “Estamos en un momento complicado del país pero, como La Yoli, las cosas se tienen que hacer acá”

El actor, hoy como director de la obra, habló con Teatro BA sobre el éxito de un texto que no pasa de moda; “Necesitamos creer en el futuro”, analizó.



Reestrenó Made in Lanús, el clásico argentino que pisó el teatro por primera vez en 1986 con un gran elenco conformado por Luis Brandoni, Leonor Manso, Marta Bianchi y Patricio Contreras. Basada en la obra de Nelly Fernández Tiscordia, la obra que llegó a la pantalla grande en 1987 ahora se presenta en el Teatro Multitabaris Comafi bajo la dirección de Luis Brandoni.


La trama sigue a cuatro personajes: Mabel (Cecilia Dopazo), Osvaldo (Esteban Meloni), La Yoli (Malena Solda) y El Negro (Alberto Ajaka). Mabel y Osvaldo, una pareja de argentinos que viven en Estados Unidos y regresan a la Argentina luego de diez años para ir a un casamiento. Allí se reencuentran con La Yoli y El Negro (hermano de Mabel), un matrimonio de clase media, que a pesar de las reiteradas crisis económicas, sobreviven como pueden en Lanús. Durante el encuentro, Mabel y su hermano develan una sorpresa que generará diversas posturas que describen una problemática siempre presente en nuestro país.  


Al respecto, entrevistamos a Luis Brandoni, director de Made in Lanús:


Teatro BA: ¿Cómo fue su proceso de dirección de la obra? ¿Qué impronta personal le dio?


Luis Brandoni: En primer lugar, me animo a decir que la idea de reponer esta obra no es mía, sino del productor y de Nachi Bredeston, los amigos que son productores y pensaron en reponer esta obra y me convocaron para dirigirla y me honró enormemente y lo acepté de inmediato, por supuesto. Pero no fue idea mía, pero me parece que es una gran idea porque es una obra que tiene una actualidad muy importante. Es una gran obra, es un clásico del teatro nacional. La estoy viendo bastante a menudo, por supuesto para controlar cómo están las cosas, mantenerla fresca y espontánea.

Es una gran obra de teatro y la respuesta del público es muy impresionante. Entonces la hago con gusto. Es una obra que tiene una gran actualidad y que conmueve mucho a la gente, la hace sentir bien.


TBA: La obra trata temas muy movilizantes como  el exilio y el desarraigo, situaciones que se repiten en el contexto actual. ¿Qué mensaje puede  darle a los jóvenes que, como El Negro, buscan otras oportunidades en el extranjero? 


LB: A mi me parece que es el derecho de todo ciudadano tener la aspiración de cambiar de lugar, de probar otra experiencia, porque tal vez le resulte más sencillo o más exitoso. Pero lo primero que tienen que hacer, si me permiten darles una sugerencia de esta naturaleza, es ir a ver la obra. Porque la obra es un drama donde los cuatro personajes tienen razón de hacer lo que hacen. Pero me parece que (la obra) abre la posibilidad de una reflexión que en una de esas quien tiene la idea de irse del país no lo hizo, y yo creo que esta obra vale la pena verla para sacar alguna conclusión.


TBA: En el monólogo de La Yoli, ella habla mucho sobre la importancia de la comunidad, la sociedad de fomento y el barrio en la construcción de la identidad y pertenencia de las personas.  Asimismo, El Negro habla del sentido de patriotismo que despierta, por ejemplo, la guerra de Malvinas. ¿Qué nos ayuda hoy en día a sentirnos argentinos?


LB: Nosotros necesitamos creer en el futuro. Yo tengo mi interés en la actividad política y he concluido en que los que nos dedicamos a eso por el interés mayúsculo de la política, somos enfermos de oportunismo. Y yo también soy enfermo de oportunismo. Creo que estamos en un momento muy complicado del país, enormemente complicado, pero que, como La Yoli, las cosas se tienen que hacer acá. Acá. Y esto me parece que es muy importante porque yo soy testigo de muchas entrevistas que se han hecho a muchachos y chicas ya mayores de edad que deciden irse del país pensando que les va a ir mejor, y es posible que así sea, como que no, pero es justo que lo hagan, tienen todo el derecho. Pero hay que explicarles un poco antes lo que tiene en claro La Yoli: cuando uno llega al lugar que eligió para hacer su futuro, se va a transformar en un extranjero. Como yo lo tuve que vivir, el tener que irme obligado, amenazado de Argentina, creo que es bueno que sepan, y los padres tienen que recordarles que eso es un estado de ánimo distinto, nacer en un país y después convertirse en extranjero. Es algo que vale la pena que se analice.


Por Lucía de los Heros


Comments


H Luli de los H _33.jpg

Hola, ¡gracias por visitarme!

Soy Luli, una artista y aficionada del teatro. Acá voy a compartir toda la información sobre las obras de Buenos Aires, los qué, dónde, cuándo (y cuánto).

Recibe todas
las entradas.

¡Gracias por tu mensaje!

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest
bottom of page